facebook.com/HebertoGamero@HebertoGamero

Por fecha

Libros

Minibiografías ilegales sobre músicos malditos

De carne y hueso

Minibiografias ilegales sobre pintores malditos

Los zapatos de mi hermano

Cuentos de pareja y otros relatos

La Marca

Caracas Ushuaia un viaje en cuatro ruedas

¿Quién era Brian White? Correo electrónico
Martes 26 de Agosto de 2014 11:10

Comentario sobre el libro de Blanca Miosi

Finalmente, después de una grata lectura, descubrí quién era Brian White,  una novela diferente a todas las que he leído de Blanca Miosi hasta el momento. Es verdad que en ella encontramos la narrativa clara, fresca y convincente a la que nos tiene acostumbrado la prolifera escritora, pero en esta novela hay algo más: una paz que nos llena, un estado de consciencia superior, la esperanza de afrontar sin miedo lo desconocido, el triunfo del bien sobre el mal, de la luz sobre las sombras, de la vida más allá de la vida misma. ¿Quién era Brian White? no es una de esas novelas que queramos leer de un tirón, no, buscaremos excusas para dosificarla, para pensarla mejor y disfrutarla durante más tiempo.

Felicito a Blanca Miosi por esta nueva obra donde queda demostrada su versatilidad literaria y en la que desnuda su alma para mostrarnos su lado espiritual, muy parecido, tal vez, al del propio Brian White.

 

 

 
De qué mundo nos llegaría Nery Russo Correo electrónico
Jueves 14 de Agosto de 2014 19:50

Publicado en Papel Literario de El Nacional (diciembre 2008)

Por: Heberto Gamero Contín

 

Cuando comencé a pensar en la escritura como una forma de llenar mis días, una compañera de trabajo me dijo que conocía a alguien que había escrito varias hermosas novelas y que además había sido una mujer emprendedora, resuelta, que había manejado importantes revistas y ahora estaba retirada escribiendo sus memorias: Nery Russo, me dijo admirada.

Hasta hace pocos años nunca había conocido personalmente a un escritor. Mi único contacto con ellos solía ser a través de los libros leídos y de alguna que otra noticia literaria que de vez en vez aparecía en los periódicos anunciando el ganador de un premio o el lanzamiento de una nueva novela. Para mi eran seres inalcanzables, lejanos, seres misteriosos que vivían agrupados en un mundo distinto, tal vez en otra galaxia, del que sólo salían esporádicamente para traernos una parte de sus sueños, promocionarlos tímidamente y luego regresar a él a seguir produciendo párrafos con la esperanza de aligerar un poco su carga onírica. Eso pensaba de los escritores hasta que por fin conocí a uno (una, quiero decir) llamada Nery Russo.

Al abrir la puerta de su apartamento apareció una elegante mujer de largas cejas y cabello corto rojizo, maquillada como quien se dispone a salir a tomar el café de la tarde con sus amigas, de gestos severos, suavizados por una sonrisa fácil y una mirada penetrante, profunda, de esas que escrutan a fondo la personalidad de cualquiera en sólo breves instantes. Le extendí mi mano y ella la apretó con fuerza al tiempo que lograba marchitar mis ojos debiluchos con su potente mirada de mujer curtida por una vida de esfuerzos. Advertí el olor del arte en el ambiente apenas entré: un olor aceitoso detrás del cual se advertía el aroma del óleo reseco y el de los libros cuando sus bordes comienzan a quebrarse. No cabe un objeto más en su apartamento. Las paredes están tapizadas de cuadros grandes y chicos de famosos pintores; el de mayor tamaño es un imponente retrato de ella misma que se exhibe en la sala y donde aparece con la lozanía e inocencia de la juventud, pero sin esa paciencia y aceptación de la que ahora parece disfrutar. La mesa de centro llama la atención por su tope de mármol sobre patas curvas de madera laqueadas en beige y pinceladas de arabescos sobre la que destaca un ramillete de rosas de cerámica dispuesto dentro de un alargado florero de bronce. Muy cerca, los sofás y sillas al estilo Luis XV, tapizados con exquisitas y coloridas telas de terciopelo, invitan a sentarse un rato sólo ver las decenas de adornos de cerámica, cristal, bronce y oro de múltiples y elegantes figuras de Sévres, Lladró, Rosenthal, que dan un ambiente casi místico a la casa de lámparas añejas de tenue luz. Luego de un delicioso café pasamos a la biblioteca: un cuarto pequeño con, además, fotos de hijos y nietos y un computador sobre un escritorio rodeado de papeles y diccionarios de tapas dobladas. Cuando quise indagar más sobre su vida, con una expresión de “aquí tiene para que se divierta”, puso en mis manos varios álbumes que me darían una idea de su trayectoria. Se trata de cientos de artículos de prensa que hablan de Nery Russo, de su vida como periodista en diarios tan conocidos como El Nacional, El Universal, Ultimas Noticias, y tan olvidados como El Heraldo, Ahora, La Esfera, Crítica, El país, La Verdad, La Hora, y otros que ella misma fundó como los vespertinos Sensación y Sucesos. Diarios donde realizó entrevistas a presidentes, escritores, pintores, bailarines, y por cuyas columnas, bajo el título de Flechazos al aire, Rincón femenino o Concepto femenino, realizó destacados reportajes. No podían faltar las noticias sobre sus publicaciones. La primera data de 1947, un poemario titulado Norte y sur de mi mundo; La mujer del caudillo, unos años después, novela biográfica sobre Luisa Cáceres de Arismendi que fue objeto de varias reediciones; luego vino Zory, otra novela que tuvo gran aceptación y que fue publicada en España por Agora; en 1964 el sello editorial Élite le publicó su segundo poemario Los Cierzos del silencio; Todo se nos va de las manos, salió a la luz en 1976, también novela; Con los pasos del perro, otra novela que vino veinte años después y que distribuyó Monteávila; y por último Siete signos del Zodíaco en el Libertador, su segundo poemario lleno de historia. No contenta con todo aquello la escritora me sorprendió aún más con un disco de los hermanos León donde aparecen algunas canciones escritas por ella y otro donde el otrora famoso Tony Racal canta No me lo digas ahora, también de su autoría, melodía que escuchamos nítidamente en un disco de pasta de aquellos que producía RCA Víctor. En los pocos espacios sin libros de su biblioteca tiene exhibidos los reconocimientos de cuando fue fundadora y presidenta de la revista Páginas (1957-1965), de le revista Ellas (1962-1997) y del certamen Princesita de Venezuela. De algún lugar salieron un sinnúmero de diplomas, medallas, placas y más reconocimientos que se pierden entre cuentos nunca publicados y decenas de poemas que aún no han conocido librería alguna. También conserva fotos de cuando se casó con el pintor español Felipe Luis de Vallejo, y recuerdos del Conde Hugo de Chiara Falangola, italiano con quien también estuvo casada esta mujer ejemplar. Página a página los gruesos álbumes de la escritora me fueron contando parte de la historia de una venezolana nacida en Río Caribe que todavía vive de proyectos y no de recuerdos, como lo evidencia el trabajo que adelanta sobre sus memorias, un volumen de más de mil páginas que espera dar a conocer muy pronto.

Al encontrarme con Nery Russo, primera escritora a quien había conocido, me di cuenta de que no estaba muy lejos de mi apreciación original sobre los que se dedican a esculpir los sueños: una mujer que parece venida de otro mundo.

 

 

 

 
El vuelo de la reina Correo electrónico
Miércoles 02 de Julio de 2014 20:29

Comentario sobre el libro de Tomás Eloy Martínez

Confieso que no había leído nada de este escritor argentino. Al revisar la pequeña biografía que viene en la contraportada del libro me entero de que dos de sus novelas: Santa Evita y La novela de Perón han sido traducidas a treinta y seis idiomas. Un hecho trascendental que lo coloca sin duda entre los más destacados escritores de su país, y de habla hispana por supuesto. Al terminar El vuelo de la reina me doy cuenta de por qué su éxito, independientemente del libro que escriba y del tema que escoja. Es un autor donde predomina la narrativa elegante y depurada, la abundancia de originales descripciones, el uso de distintos puntos de vista del narrador (los que cambia a placer sin confundir al lector), la matemática estructura, lograda al milímetro, como si en vez de una novela Martínez construyera un edificio, un puente o algo parecido.

Camargo es el dueño y señor de un importante periódico Argentino, el que maneja sin debilidades ni sentimentalismos, con el rigor de un caudillo, sin medias tintas al hablar o al impartir órdenes, buscando ser siempre el primero en dar la noticia, en impresionar con los titulares, en sobrepasar a sus competidores. Es un talentoso y aguerrido editor empeñado en el éxito a toda costa. No acepta negativas y su arrolladora personalidad lo lleva a menospreciar todo el que le rodea. Ya no quiere a su mujer, por lo que se enamora de Reina, una brillante periodista treinta años menor y que comparte con él la ambición desmedida, el éxito a cualquier precio. Que la novela enlace romance y política, que denuncie sin cortapisas la corrupción imperante en la Argentina de esos años, que muestre hasta dónde puede llegar un hombre enfermo de poder, son temas ya tratados hasta el cansancio, pero nunca de la magistral manera en que Tomás Eloy Martínez lo hace en esta novela, ideal para los amantes de la buena literatura, para los que encuentran en una segunda lectura una mayor fuente de placer.

 

Margarita, 22-5-2014

 

 
El declive Correo electrónico
Jueves 05 de Junio de 2014 10:36

Comentario sobre el libro de José Luis Palma

Para mis queridos amigos, Heberto e Iris, en nuestro primer encuentro en Madrid, dice la dedicatoria fechada el 16 de septiembre del año pasado. Hoy, casi siete meses después, trato de animarme repitiendo el conocido refrán que dice que nunca es tarde cuando la dicha es buena. Y así es, pude haber disfrutado mucho antes de El declive, pero no me arrepiento porque siento que comencé a leerlo justo en el momento adecuado, cuando lo podía apreciar en toda su dimensión, sin apuros, y releer algunos de sus párrafos las veces que considerara necesarias. La verdad es que me impresionó por su elegante prosa, por su bien hilvanada estructura, por la profundidad de sus digresiones, por su narrativa casi toda (salvo el primer y último capítulo) expresada en segunda persona, es decir, dirigida a un tú (o ustedes) que nos hace recordar la famosa Aura, de Carlos fuentes.

De pronto Paula, revisando al “fondo del armario”, entre las cosas de su madre fallecida, se sorprendió al ver una “grieta lateral” que “no era otra cosa que una puerta disimulada para guardar en su interior cosas de valor”, entre otras, un grupo de cartas “agrupadas en bloques y cada bloque atado con cintas azules”. A partir de este punto nos enteramos de la historia de Lucía, su madre, corresponsal de guerra en Centroamérica; de la de su padre, famoso comentarista de televisión; de la separación que ambos sufrieron. Conocemos a Elías, gran amigo de su padre y posterior rival, quien escribió una novela poética recargada de adjetivos y de bellas imágenes un tanto almibaradas. También nos enteramos de la historia de Irene, la hija de Elías, y de su corto pero intenso romance con el padre de Paula… En fin, una novela de inestimable valor literario que expone con agudo tono melancólico y reflexivo los encuentros y desencuentros de cuatro vidas; cuatro vidas donde Palma nos muestra su sobrado talento como escritor y nos prepara para abordar con toda confianza sus otros trabajos publicados en Amazon.

 

VER MUESTRA AQUÍ

 

 
Programa especial dedicado a Gabriel García Márquez Correo electrónico
Jueves 15 de Mayo de 2014 10:51

Por iniciativa de nuestro querido amigo y compañero Freddy Piedrahita, hoy jueves 15 de mayo se transmitirá un PROGRAMA ESPECIAL dedicado a Gabriel García Márquez en el espacio "El Rincón Literario" de Ondas de la Bahía. Estaremos conversando Heberto Gamero, José Luis Palma y mi persona, Blanca Miosi, así como también leeremos unas líneas de nuestros compañeros Enrique Ríos Ferrer, Adelfa Martin, Oscar Duran y Jordi Díez dedicadas al insigne escritor, en un pequeño homenaje desde San Francisco, California.

San Francisco 10:00am, España: 6pm, Venezuela: 12:30pm

Este enlace empezará a funcionar a partir de las 10am:

https://www.spreaker.com/user/emotionalhealth1/ondas-de-la-bahia-50

 


Página 1 de 6